viernes, 22 de abril de 2011

JESUS SACA DEMONIOS



MILAGRO DE JESUS: SACA UN DEMONIO 
En Marcos 1:21 vemos un milagro de Jesús. Va con sus cuatro discípulos a Capernaum, entra en la Sinagoga, enseña a los asistentes y un hombre poseído por un demonio se queja de su presencia. 
Para que vean a lo que se acostumbran algunos demonios. A asistir a una sinagoga donde se alaba a Dios y encon trarse cómodos. Aquí vemos el nivel de espiritualidad que había. En la Sinagoga se escuchaban a los fariseos que eran hipócritas, según Jesús. Ahora viene Jesús, pone las cosas en orden, enseña correctamente y los demonios (en plural) se quejan. Dicen "Qué tienes contra nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a destruirnos? Sé quien eres: el Santo de Dios." Entonces Jesús lo sacó fuera. Solo Dios tiene poder para sacar fuera demonios. 
Hay muchos que dicen tener poderes y en realidad son siervos de Satanás. Lo que hacen es hacerle el juego al espíritu y engañar al humano. Hay farsantes de estos en todos los países. 
Precisamente en el Evangelio de Marcos 16:17-18, Jesús, una vez resucitado, comisiona a los apóstoles y les dice "Estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios, hablarán nuevas lenguas, tomarán serpientes en las manos y, aunque beban cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos y sanarán."
Estos versículos han sido durante estos últimos 200 años de gran polémica entre muchas iglesias. Tanto que de ahí han salido denominaciones cristianas para diferenciar la interpretación de unos y otros. Las Iglesias Bautistas, Asambleas de Hermanos y otras, entienden que Jesús dice esto a sus doce apóstoles que le siguen. Las Iglesias Pentecostales y Carismáticas entienden que esto es extendible a toda la cristiandad y que hoy es tan válido como en tiempos apostólicos.
Por supuesto, este último pensamiento, ha sido causa de muchos abandonos. El motivo es que una vez recibido el Espíritu Santo, el cristiano, no recibía por lo general dichos poderes. Algunos falsificaban milagros y sanidades, otros se inventaban lenguajes que no sabían lo que decían,.... Y qué decir de los primeros: Tildaban de falsantes a los carismáticos, cuando Jesús pretendía la unidad de su Iglesia en amor y comunión.
El tema de los dones es de actualidad tanto para unos cristianos como para otros. Las nuevas generaciones vemos las cosas de manera diferente. Dios es Todopoderoso. Da y quita dones a quien quiere. Hay cristianos con dones y no lo saben. Hay cristianos con dones y no los ejercen o no saben administrarlos. Hay principios básicos para todos sin excepciones. Tener un don no hace al cristiano más espiritual, es algo que ha recibido de Dios sin ningún mérito. Esta manera de entender las cosas, está uniendo más a la cristiandad. También puede ocurrir que alguien tenga alguno de estos dones y otros cristianos no lo quieran reconocer.
Lo cierto es que los apóstoles tuvieron estos dones. A Pablo le mordió una víbora y la sacudió al fuego, pero no le pasó nada, sanaron a muchas personas, quitaron demonios, profetizaron,.....
Por lo general, la mayoría de los cristianos no tienen poderes para sanar y hablar lenguas. Tienen poderes para combatir a Satanás, resistirlo y echarlo fuera para no caer en tentaciones pecaminosas. Sacar fuera demonios de otras personas es un don que Dios concede a algunos cristianos. Yo recomiendo que nadie se deje engañar. Si alguien posee el don de sanidad o de sacar fuera demonios, que lo haga gratis y con un Juez o Policía delante. Es la manera de persuadir a falsantes.


  

Seguidores

Archivo del blog